Aneabe y el IGME presentan en Sevilla su convenio de colaboración señalando la importancia del agua como recurso geominero y producto alimentario

aneabe-igme

Aneabe y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) han presentado en la Subdelegación del Gobierno en Sevilla su convenio de colaboración a través del que las dos entidades ponen de relieve el valor y singularidad de las aguas minerales, así como sus características particulares como recurso geominero y producto alimentario.

El acto ha tenido lugar esta mañana en la capital andaluza tras haber sido presentado en varias ciudades de España desde 2015, tales como Madrid, Barcelona, Santiago de Compostela, Valencia, Zaragoza o Vitoria. El objetivo del convenio es avanzar en el desarrollo de actividades de investigación, formación y divulgación en los campos científico, técnico y cultural, cuyos resultados pondrán en valor la singularidad y la pureza de las aguas minerales españolas como producto alimentario único y singular y como recurso geominero.

D. Francisco Vallejo, presidente de ANEABE, y D. Francisco González, director del IGME, han inaugurado el evento al que también han sido invitados representantes de la Administración Pública, miembros del sector de las aguas envasadas, así como asociaciones de consumidores y otras entidades relacionadas. Durante su intervención, D. Francisco González ha destacado que:

“La firma de este convenio permitirá “estrechar aún más la colaboración y labores de investigación que ya se vienen realizando desde hace muchos años entre Aneabe y el IGME”. Para el IGME, “supone una gran satisfacción contribuir, desde un punto de vista científico y técnico, a profundizar en el conocimiento de las aguas minerales, que resulta fundamental para su correcta explotación y preservación”

Por su parte, D. Francisco Vallejo ha afirmado que “permitir que la sociedad conozca los detalles de una relación simbiótica basada en la singularidad y pureza de los acuíferos y manantiales de nuestro país y poner de manifiesto, científicamente, la riqueza y pureza de las aguas minerales españolas son dos de los grandes objetivos con los que nace este convenio”.

A continuación, D. Juan José Durán, director del Departamento de Investigación en Recursos Geológicos del IGME y Dña. Irene Zafra, Secretaria General de Aneabe, han realizado un amplio análisis sobre las cuestiones técnicas anexas a la singularidad de las aguas como recurso geominero y producto alimentario.

D. Juan José Durán ha indicado que “para obtener el calificativo de Agua Mineral Natural, las aguas deben reunir unas características muy específicas, superar importantes análisis y un largo expediente administrativo que verifique el cumplimiento de la normativa vigente. Ahora, gracias a este convenio, se podrá profundizar, aún más, en el conocimiento científico y técnico de las aguas minerales, lo que permitirá, a su vez, ofrecer un nuevo impulso a la correcta gestión y preservación de la pureza de nuestras aguas minerales naturales, cuya industria genera empleo en zonas rurales en las que apenas existe otra actividad industrial”, ha explicado.

Dña. Irene Zafra, Secretaria General de Aneabe, ha destacado que “al tratarse de aguas puras y sanas desde su origen que son envasadas a pie de manantial, las aguas minerales naturales no necesitan recibir ni reciben ningún tratamiento químico de desinfección para su consumo. La pureza original caracteriza a las aguas minerales naturales, siendo los perímetros de protección el origen de la seguridad alimentaria de las aguas minerales”.

De esta manera,Irene Zafra, ha subrayado el compromiso medioambiental del sector de las aguas envasadas, recordando que sus resultados se han puesto de manifiesto con la presentación de resultados del compromiso “2015, Naturalmente”, firmado entre el sector y el antiguo Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ahora MAPAMA, que establecía objetivos medioambientales que iban más allá incluso de lo establecido por la legislación. También se ha referido a la exigente legislación que regula este sector, particularmente en materia de seguridad alimentaria e información al consumidor, respecto a un elemento fundamental como es el origen del agua, es decir, el manantial del cual procede cada agua mineral natural y que le confiere unas características únicas.

Para poner fin al acto, D. Francisco Maraver, presidente del Comité Científico del Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS), ha remarcado los beneficios que las aguas minerales naturales aportan al organismo, señalando cómo los consumidores las incorporan cada vez más a su alimentación, por encajar perfectamente con el mantenimiento de unos hábitos de vida saludables ya que no aportan calorías y además se trata de un producto alimentario que nuestro organismo necesita para reponer las pérdidas diarias y funcionar correctamente.

facebooktwittergoogle_pluslinkedin