AECOSAN fomenta hábitos saludables desde los primeros mil días de vida

 

En la etapa de los mil primeros días de vida es esencial mantener una adecuada alimentación y práctica habitual de actividad física, para prevenir la obesidad y otras enfermedades no transmisibles. Esto contribuye al control del peso de la madre y del bebe, disminuyendo riegos de padecer obesidad y sobrepeso en el futuro. Por ello, la AECOSAN, en línea con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a través de la Estrategia NAOS, lanza la campaña “Gracias por esos 1.000 primeros días” para fomentar una alimentación y hábitos saludables de vida desde el embarazo, lactancia y los 2 primeros años del bebe.

Entre las pautas marcadas por la AECOSAN, se recomienda la práctica habitual de actividad física, el mantenimiento de una adecuada alimentación “y para la sed: agua”, hábito que fomentamos también desde ANEABE puesto que, tal y como señalan el Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría (AEP) y el Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS), “el agua y la leche deben seguir siendo las bebidas fundamentales del niño y el adolescente”.

En este sentido, recordar también que las aguas minerales naturales, por sus singulares características no necesitan ser hervidas para su consumo ni para la preparación de alimentos infantiles. Esto se debe a que son aguas puras desde su origen, la Naturaleza, y por ello no necesitan ni reciben tratamientos químicos. Llegan a nosotros con toda su pureza original y propiedades saludables y con una composición mineral que se mantiene constante y se puede consultar en su etiqueta. Son una bebida esencial para el organismo, sana, natural y que, además, no aporta calorías.

Con esta campaña se facilitan información y recomendaciones para las mujeres gestantes, madres, padres y entorno familiar, así como herramientas que puedan utilizar los profesionales relacionados con las embarazadas, lactantes y  bebes. El objetivo es sensibilizar sobre la importancia de los hábitos saludables en esas etapas para prevenir la obesidad y otras enfermedades no transmisibles desde el comienzo de vida que es donde hay más probabilidad de conseguir efectos positivos para la salud que perduren durante la vida adulta.

facebooktwittergoogle_pluslinkedin