Agua con gas o sin gas: en la variedad está el gusto

mineral water being porued into a glassYa os hemos comentado alguna vez la gran diversidad que existe en nuestro país en cuanto a aguas minerales. No existen dos iguales ya que hay muchos factores, como la geología o el tiempo de permanencia en el acuífero, que conforman la personalidad de cada una de ellas. Hoy queremos profundizar en este tema hablándoos del agua con gas.

Uno de los componentes principales de estas aguas es el gas carbónico, natural o añadido, lo que le aporta una chispa organoléptica consistente en un sabor ligeramente ácido y una particular estimulación de las papilas gustativas.

En nuestro país, el consumo de agua con gas representa un 4% del total pero, sin embargo, esta tendencia cambia en el resto de Europa, donde se consume más agua con gas que sin gas. De  hecho según datos obtenidos por la Federación Europea de Aguas Envasadas (EFBW), el 43% del agua que se vende en Europa es agua con gas.

¿A qué se debe esta diferencia? Simplemente, a una cuestión de gustos. Y es que la gran diversidad de aguas minerales existentes nos permite elegir aquella que mejor se adapta a nuestras preferencias y necesidades en cada momento y lugar. Y tú, ¿cuál te tomarías ahora?

facebooktwittergoogle_pluslinkedin