PARA REDUCIR LOS NIVELES DE ANSIEDAD, AGUA MINERAL NATURAL

Silvia Alava

En el contexto del X Congreso Internacional de Nutrición, Alimentación y Dietética, celebrado en Madrid durante el mes de abril, la psicóloga Silvia Álava, del centro psicológico Álava Reyes, puso de manifiesto la importancia de beber agua a lo largo del día para mantener una ‪hidratación adecuada y garantizar así el mantenimiento de una correcta función cognitiva.

Álava, autora del informe “Rendimiento cognitivo, hidratación y agua mineral natural” del Instituto de Investigación Agua y Salud, destacó durante su ponencia que, según las recomendaciones de la ‪‎EFSA, los hombres deben beber 2,5 litros diarios de ‪‎agua y, las mujeres, 2. En el caso de niños, mayores y otros grupos de población más sensibles como las embarazadas, esa cantidad puede ser incluso superior.

Para recordar la necesidad de hidratarnos a lo largo del día, la especialista recomienda tener siempre cerca una botella de ‪agua mineral natural, ya que es una forma sencilla y saludable de recordarnos la necesidad de hidratarnos.

Además, tiene efectos importantes en estados tan determinantes para el correcto funcionamiento del rendimiento cognitivo como la ansiedad. “A los estudiantes les recomiendo que estudien con una botellita de agua que les ayude a mantener la atención y la concentración, y que también la lleven a los exámenes para bajar esos niveles de ansiedad”, señalaba Álava. Y es que la evidencia científica ha constatado que ya con un 1 % o un 2 % de deshidratación empiezan a resentirse la memoria a corto plazo, las tareas de atención selectiva visual, la concentración y el tiempo de reacción. “Los niños no llegan al colegio bien hidratados y eso repercute en su falta de atención, en el cansancio e incluso en la irritabilidad -continuaba Silvia-, y eso se agrava si encima llegan sin desayunar”.

Así, una adecuada hidratación se constituye como un pilar fundamental de nuestra salud que dependerá de que procuremos a nuestro organismo la cantidad recomendada de agua que necesitamos para funcionar correctamente. La ingesta debe realizarse mediante pequeños sorbos, distribuidos a lo largo del día, hasta alcanzar la cantidad recomendada. Por ello, el agua mineral será una gran aliada, gracias a su facilidad de transporte y a la multitud de formatos existentes que nos permitirá hidratarnos de forma saludable en cualquier momento y lugar.

facebooktwittergoogle_pluslinkedin