Agua mineral y agua del grifo: distintas y complementarias

Hoy ha sido una jornada de trabajo intensa y gratificante así que aprovecho ahora que tengo unos minutos para contaros el porqué. Y es que esta misma mañana se ha celebrado un encuentro entre el Consejero de Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Aragón, D. Arturo Aliaga, y la industria de las aguas minerales. La cita ha tenido lugar en Zaragoza gracias a la invitación que nos hizo el Consejero para apoyar esta mañana algo que siempre hemos defendido desde el sector: que el agua mineral y el agua del grifo son dos productos completamente distintos pero complementarios.

El agua del grifo es un servicio público al que todo ciudadano tiene derecho y en cuya calidad debe trabajar y asegurar la Administración. Por su parte, las aguas minerales son un producto alimentario y se rigen por una legislación específica y distinta de las aguas de consumo público. Las aguas minerales naturales son siempre subterráneas y, al ser sanas ya en el manantial, no reciben ningún tratamiento de desinfección para su consumo, además, mantienen su composición en minerales constante y el consumidor puede conocerla con sólo leer la etiqueta.

Para Aneabe es muy importante que los consumidores conozcan estas diferencias y que Administraciones como el Gobierno de Aragón, trabajen por mejorar la calidad del agua del grifo en sus respectivas localidades.

En este sentido, me gustaría dejaros un vídeo del Instituto de Investigación Agua y Salud donde D. Francisco Maraver, médico hidrólogo y presidente del Instituto, habla más en detalle sobre las diferencias entre agua mineral y agua del grifo.


¿Conocías estas diferencias?

facebooktwittergoogle_pluslinkedin