Agua para ayudarte a adelgazar

waterbottles back-to-back closeup on white background, selective focus

Confirmado: beber agua, ayuda a adelgazar. Hasta ahora, para controlar nuestro peso se nos solía recomendar que bebiésemos agua antes, durante y después de las comidas (sobre todo antes) por ser un alimento muy saludable, por su efecto saciante, porque no aporta calorías… Sin embargo, los efectos y la importancia del agua dentro de la dieta para ayudarnos a adelgazar, parecían no estar constatados o avalados hasta el momento por ninguna entidad o estudio científico. Pues ya no es así.

El otro día leí en la web de la American Chemical Society (ACS) que habían hecho una investigación donde se demuestra la efectividad de este sencillo método de control del apetito. Brenda Davy es la autora de este estudio que señala la importancia del agua como hábito saludable para controlar nuestro peso.

La investigación se realizó con una muestra de 48 adultos que hicieron una dieta baja en calorías. Se dividieron en dos grupos y, uno de ellos, tenía como norma beber dos vasos de agua antes de cada comida. El otro grupo, no.

Los resultados, comentaba Davy, demostraron cómo “el consumo de agua es una estrategia eficaz para perder peso”. “Hemos encontrado en estudios anteriores que las personas de mediana edad y mayores que bebieron dos vasos de agua justo antes de comerse un menú, tomaban entre 75 y 90 calorías menos durante esa comida. En este reciente estudio, descubrimos que, en el transcurso de 12 semanas, las personas que hicieron dieta y bebieron agua antes de las comidas tres veces al día, perdieron más de 5 libras (unos 2’5 kg.) que las que hacían dieta y no aumentaron su consumo de agua”, señalaba Davy.

Así que ya tenemos una evidencia científica de que el agua ayuda a adelgazar de una forma saludable. Esto se debe, como os comentaba a que no te aporta ninguna caloría y es un alimento sano e imprescindible para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Por eso tener una botellita de agua mineral siempre a mano, es una forma sencilla y práctica de mantener este hábito en cualquier momento y lugar. Además, el agua mineral natural es un agua libre de tratamientos de desinfección, por lo que nos ayudará también a hidratarnos y reducir la ingesta de calorías en nuestra dieta con un agua pura desde su origen.

Eso sí, como ya sabéis, hay que acompañar este hábito tan saludable con otros complementarios como practicar ejercicio y llevar una dieta adecuada.

¿Qué tipo de rutina sigues para mantener una vida saludable?

facebooktwittergoogle_pluslinkedin