Aguas minerales naturales, recurso minero y producto alimentario singular

Presentacion Convenio IGME ANEABE

Tras la firma del Convenio Marco de Colaboración entre IGME y ANEABE, esta mañana se han reunido ambos organismos para presentarlo ante la Administración Pública, así como ante los propios miembros del sector y otras entidades relacionadas.

A través de un desayuno-coloquio, presidido por D. Jorge Civis, director del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y D. Francisco Vallejo, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas (Aneabe) se ponía de manifiesto la intención de ambas entidades por seguir trabajando para destacar la singularidad de los acuíferos de aguas minerales, así como sus características particulares como recurso geológico y minero destinado al consumo alimentario.

D. Jorge Civis ha destacado que este convenio permitirá “estrechar aún más la colaboración y labores de investigación que ya se vienen realizando desde hace muchos años entre Aneabe e IGME, lo que contribuirá, desde un punto de vista científico y técnico, a profundizar en el conocimiento de las aguas minerales, que resulta fundamental para su correcta explotación y preservación".

“Permitir que la sociedad conozca los detalles de una relación simbiótica basada en la singularidad y pureza de los acuíferos y manantiales de nuestro país y de poner de manifiesto, científicamente, la riqueza y pureza de las aguas minerales españolas son dos de los grandes objetivos con los que nace este convenio”, según ha asegurado D. Francisco Vallejo, presidente de Aneabe.

A continuación, Dña. Mª del Mar Corral, directora de Investigación del IGME y Dña. Irene Zafra, secretaria general de Aneabe, han realizado un destacado análisis sobre las cuestiones técnicas anexas a la singularidad de las aguas como recurso minero y producto alimentario.

“Al tratarse de aguas puras y sanas desde su origen que son envasadas a pie de manantial, las aguas minerales naturales no necesitan recibir ningún tratamiento químico de desinfección para su consumo. Para obtener el calificativo de Agua Mineral Natural, las empresas deben reunir unas características muy específicas y superar importantes análisis y un largo expediente administrativo que verifique el cumplimiento de la normativa vigente”, ha señalado Dña. Mª del Mar  Corral.

Actualmente, en España se utilizan solamente un 0,02% de los recursos hídricos subterráneos para envasar cerca de un centenar de aguas minerales naturales. Ahora, gracias a este convenio, “se podrá profundizar, aún más, en el conocimiento científico y técnico de las aguas minerales, lo que permitirá, a su vez, ofrecer un nuevo impulso a la correcta explotación y preservación de la pureza de nuestras aguas minerales naturales”, ha explicado Dña. Mª del Mar Corral.

Dña. Irene Zafra, ha destacado que “la pureza original característica de las aguas minerales naturales es fruto de la esmerada protección que realiza el sector de las aguas envasadas del entorno de los acuíferos, siendo los perímetros de protección el origen de la seguridad alimentaria de las aguas minerales”. Así, destacaba el compromiso medioambiental del sector de las aguas envasadas recordando que sus resultados se pondrán de manifiesto con la presentación de resultados del compromiso “2015, Naturalmente”, firmado entre el sector de las aguas envasadas y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), que establecía objetivos medioambientales fijados más allá de lo que establece la ley.

Para clausurar la jornada D. Francisco Maraver, presidente del Comité Científico del Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) se ha dirigido a los asistentes para abordar los aspectos sobre salud y beneficios para el organismo de las aguas minerales naturales, señalando cómo los consumidores las incorporan cada vez más a su alimentación, por encajar perfectamente con el mantenimiento de unos hábitos de vida saludables. Maraver ha destacado que se trata de unas aguas únicas debido, fundamentalmente, a que son aguas puras desde su origen, a que, precisamente por ello, no necesitan ni reciben tratamientos químicos ni de desinfección para su consumo ni precisan de un filtrado doméstico posterior, a que tienen una composición mineral que se mantiene constante y a que no aportan calorías y constituyen un producto alimentario que nuestro organismo necesita para reponer las pérdidas diarias y funcionar correctamente tanto a nivel físico como cognitivo.

El acuerdo, presentado hoy en Madrid, se dará a conocer también posteriormente en otras tres ciudades cuyas fechas están aún por determinar.

facebooktwittergoogle_pluslinkedin