ANEABE y Cruz Roja firman un acuerdo para luchar contra la pobreza energética

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se entiende por pobreza energética la incapacidad de un hogar de satisfacer una cantidad mínima de servicios de la energía para sus necesidades básicas, tal y como mantener la vivienda en unas condiciones de climatización adecuadas para la saludPor este motivo, Cruz Roja Española y ANEABE han puesto en marcha un convenio de colaboración para la realización de actividades dirigidas a dar respuesta a los colectivos más vulnerables afectados por la pobreza energética y a luchar contra el cambio climático

Para luchar contra este problema social y medioambiental, Leopoldo Pérez, Secretario General de Cruz Roja Española, e Irene Zafra, Secretaria General de la Asociación de Aguas Minerales de España, han firmado un acuerdo con el que ANEABE se suma al Plan Específico de Lucha contra la Pobreza Energética de Cruz Roja Española. A través de este convenio, la Asociación de Aguas Minerales realizará una donación económica con el objetivo de contribuir al desarrollo de este plan de actuación y ayudar a las personas que se encuentran en situación de pobreza energética.

El Boletín sobre la vulnerabilidad social de Cruz Roja nº 17 (2018), ‘La Vulnerabilidad asociada al ámbito de la vivienda y pobreza energética en la población atendida por Cruz Roja’, destaca quecerca de la mitad de los hogares atendidos por Cruz Roja tienen dificultades para afrontar el pago de suministros, el 37% pasa frío en su hogar en invierno y el 44% calor en verano. Es decir, cerca de un 50% de la población atendida está en alguna de estas situaciones o en ambas. El 73,1% nunca ha recibido ayudas para el pago de gas y electricidad”. Así, entre las consecuencias de la pobreza energética, Cruz Roja destaca las siguientes:

  • Más de la mitad considera que debido a los pagos de los suministros no pueden abordar otros gastos básicos imprescindibles (alimentos, medicinas, equipación escolar).
  • El 56,2% destaca consecuencias en la salud (catarros, gripes, reumatismo y enfermedades crónicas).
  • El 35,3% observa efectos negativos en el ámbito social, al no poder recibir visitas en casa.
  • El 29,6% señala que tiene incidencia en el ámbito del empleo porque los problemas de salud generan absentismo laboral.
  • El 18,5% destaca su impacto en la búsqueda de empleo, ya que no cuentan con adecuadas condiciones de higiene para afrontar una entrevista laboral.
  • El 28,5% vincula a la problemática de salud, derivada de las condiciones de la vivienda, el absentismo escolar de sus hijos e hijas y subraya el efecto en el rendimiento académico de no tener un lugar adecuado y caldeado para estudiar.

En 2018, Cruz Roja Española lanzó un llamamiento contra el cambio climático y la pobreza energética, ‘Comprometidos con las personas y el medio ambiente’. Esta iniciativa pretende fomentar la corresponsabilidad de Cruz Roja, la sociedad civil y las empresas sobre el cambio climático y la lucha contra la pobreza energética.

El Acuerdo entre Cruz Roja y ANEABE nace así para paliar así los efectos de la pobreza energética, suponiendo una muestra más del firme compromiso de ambas entidades con las personas y el medio ambiente.

facebooktwittergoogle_pluslinkedin