Por qué deberías reciclar esa botella de agua mineral que te acabas de tomar

7/03/2018

  Estás sediento. Tener contigo siempre y a mano una botella de Agua Mineral Natural es un buen hábito para decir adiós  a la sed y evitar la deshidratación, pero, además, te permitirá asegurarte una hidratación segura y de calidad en todo momento y lugar. Otro buen hábito es decirle, también, adiós a su envase; para lo cual tenemos dos opciones: tirarlos en el entorno o reciclarlo. Solo existen esas dos posibilidades, ¿Cuál eliges? Este articulo te ofrece 7 razones para que no lo tires. Además, si tú ya reciclas, te vamos a aportar algunos datos que, tal vez, no sabías y te harán estar aún más concienciado con el cuidado del medio ambiente. Después de leer este texto tendrás la certeza de que cada pequeño gesto cuenta y que la práctica del reciclaje puede generar un impacto positivo para nuestro entorno:  

1- Porque no te cuesta nada

Estés donde estés tienes un contenedor de reciclaje cerca. En la actualidad hay 572.739 contenedores amarillos (donde se reciclan los envases de plástico como el del agua) y azules (papel y cartón) distribuidos por toda la geografía española, según datos de Ecoembes, la sociedad que gestiona el reciclaje de residuos de ambos contenedores. Sus responsables aseguran que hay 14.782 más que el año anterior, de manera que se ha logrado que el 99% de los ciudadanos tengamos acceso a ellos con una media de un contenedor cada 100 metros. Si estás en un espacio natural remoto sin contenedores cerca, tampoco te cuesta tanto: si fuiste capaz de llevar la botella hasta allí llena, mucho más podrás guardarla vacía hasta que llegues a uno. Además, cada vez pesan menos. Hoy en día, una botella de plástico de agua mineral de litro y medio pesa tan solo 27 gramos, un 20% menos que hace 10 años.  

2- Porque todas las botellas se reciclan

En España, todas las botellas de agua mineral están hechas de PET (polietileno tereftalato, por si quieres saber su nombre “técnico”) totalmente reciclable. Además, la tecnología las está mejorando, haciéndolas menos pesadas, más comprimibles para que ocupen menos espacio en el contenedor y que se transporten mejor. Algunas ya se fabrican con plásticos de origen vegetal (“Biopet”).  

3- Porque tu entorno es más bonito

La tecnología está avanzando, sí, pero no como para que al envase que tires le salgan patas y se vaya por sí solo al contenedor. La basura que dejes en tu entorno se quedará allí acumulada durante años. ¿Prefieres ver un entorno limpio u otro lleno de residuos? Si reciclas, cuidas de la naturaleza y reduces la contaminación y, sobre todo, aseguras que las futuras generaciones puedan disfrutar también de los espacios únicos que nos ofrece nuestro Planeta.  

4- Porque se pueden hacer nuevos envases y otros productos

Una botella de agua reciclada puede convertirse otra vez en otra botella, pero ¿sabías que también se puede convertir en otros productos, como muebles, ropa como vaqueros, forros polares, utensilios de oficina o tiempo libre, etc? ¡Recuerda! Simplemente con el gesto de depositar tu botella de agua mineral en un contenedor amarillo estás dando una segunda oportunidad, una segunda vida a todos los envases y aseguras un mejor aprovechamiento de nuestros recursos.

5- Porque genera más prosperidad y puestos de trabajo

El reciclado de envases potencia el sector de la economía verde que en España da empleo a más de 42.000 personas, según datos de Ecoembes. Además, el reciclaje forma parte de la “economía circular”, un sistema que se pretende impulsar en toda Europa para que los residuos no sean simplemente basura de la que hay que desprenderse como ahora, sino un nuevo recurso que puede aprovecharse. Según datos de la Comisión Europea, la economía circular podría generar hasta 580.000 nuevos puestos de trabajo.  

6- Porque contribuyes directamente a optimizar los recursos energéticos y materias primas

En los últimos años, se han producido grandes avances en materia de eficiencia energética y gestión de recursos para la elaboración de envases que nos garanticen el acceso a productos alimentarios seguros y de calidad que, en el caso del agua mineral, además, protegen y mantienen de forma inalterable sus propiedades de pureza y naturalidad originales. Pero, además, tenemos que tener en cuenta que la elaboración de todos estos productos requiere gran cantidad de recursos, energía, materias primas, etc. y depositar los envases en los contenedores amarillos contribuye notablemente esa necesidad. Por ejemplo, dos toneladas de plástico recicladas ahorran una tonelada de petróleo.

7- Porque combate el cambio climático

Al reciclar se reducen las emisiones de dióxido de carbono (CO2), principal gas involucrado en el cambio climático. Es el principal desafío ambiental al que nos enfrentamos en la actualidad, según Naciones Unidas. Por ejemplo, el reciclaje de 6 botellas de PET contrarresta la contaminación de 10 minutos de CO2 del tubo de escape de un coche. Ahora ya conoces 7 motivos de peso para depositar tus envases en el contenedor amarillo y  convertirte en un actor principal en la generación de un mundo más responsable, sostenible y prospero para todos. ¡Recicla!                    
facebooktwittergoogle_pluslinkedin