El SIG, sistema eficiente y sostenible de gestión de envases

Sistema Integrado de Gestión de envases

Para gestionar de forma eficaz los envases de los productos que ya hemos consumido, es necesaria la colaboración y coordinación de diferentes agentes que participan en un Sistema Integrado de Gestión (SIG) de envases y residuos de envases. De ello se encarga Ecoembes que, coordinando la labor de empresas, administraciones y ciudadanos en el proceso del reciclaje, consigue transformar los residuos de envases en materias primas, dándoles así una nueva vida.

Aneabe colaboró muy activamente en la implantación de la Ley de Envases y Residuos de Envases que regula que las empresas se ocupen de una gestión adecuada de los mismos mediante el Punto Verde, contribución económica al SIG. Esta aportación para financiar la correcta gestión medioambiental de los envases supone alrededor de 40 millones de € anuales y está dando óptimos resultados. Así, en más de 10 años de implantación se han reciclado más de 10 millones de toneladas de residuos de envases, y, por ejemplo, en el caso del PET, se ha conseguido reciclar un 48% más de lo que marca la directiva europea para 2008, siendo este PET reciclado utilizado posteriormente por industrias como la textil o para la fabricación de flejes, cuerdas y envases.

Hace unas semanas, el Congreso de los Diputados aprobó la Ley de Medidas Urgentes en Materia de Medio Ambiente, poniendo de manifiesto que el SIG es el modelo más adecuado para responsabilizarse de la gestión y reciclaje de residuos. Con esta nueva ley, Ecoembes señala que se consolidan los sistemas integrados de gestión como el modelo idóneo para la gestión de residuos urbanos y se garantiza una seguridad jurídica que, sin duda, permitirá a los SIG seguir creciendo y aumentando el porcentaje de envases domésticos reciclados.

Un afán de mejora constante que también comparte el sector de las aguas envasadas quien, gracias a su gran sensibilización medioambiental, decidió aunar esfuerzos en 2012 firmando un Compromiso Medioambiental Voluntario entre Aneabe y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Este documento establece unos objetivos medioambientales que la industria del agua embotellada se fija de forma completamente voluntaria y que van más allá de lo establecido por la legislación.

Un hito que pone de manifiesto que, gracias a sistemas como el SIG, a la labor de Ecoembes y a los esfuerzos individuales de los actores implicados en el proceso de gestión de residuos (empresas, administración y consumidores), podemos conseguir un entorno cada vez más sostenible.

facebooktwittergoogle_pluslinkedin