Firmado el Compromiso Medioambiental Voluntario de las aguas envasadas

11/10/2012

Madrid, 11 de octubre de 2012.- El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) y la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebidas Envasadas (ANEABE) han firmado esta mañana el Compromiso Voluntario Medioambiental del sector: “2015, Naturalmente”.

A través de este documento se establecen una serie de compromisos voluntarios mediante los que el sector de las aguas envasadas se compromete a seguir avanzando hacia la sostenibilidad, logrando objetivos mensurables en los principales retos medioambientales que afronta el sector alimentario: el envasado, el ahorro energético, el ahorro de agua industrial y la protección del entorno. Unos objetivos medioambientales que van más allá de lo que se establece en el marco jurídico nacional y europeo.

El Ministerio, por su parte, se incorpora al “Compromiso Medioambiental del sector de las Aguas Envasadas” a través de la ratificación de este compromiso que, según ha destacado el Secretario de Estado de Medio Ambiente, D. Federico Ramos, “encaja plenamente en la política de residuos del Ministerio”.

Sostenibilidad y protección medioambiental: prioridad del sector de aguas envasadas

El agua mineral natural tiene su origen en la Naturaleza, por ello la protección medioambiental ha sido siempre una prioridad para el sector de las aguas envasadas.

Las empresas de aguas envasadas llevan años implantando políticas de buenas prácticas, así como mejoras industriales que han ido más allá del cumplimiento de la legislación medioambiental. Prueba de ello es que ANEABE impulsó hace más de 15 años la creación de ECOEMBES, de la que es socio fundador. Asimismo, el sector de las aguas envasadas ha reducido en los últimos 10 años un 40% la cantidad de material empleado en la fabricación de sus envases, siendo éstos 100% reciclables. Además, el sector ha sido pionero, dentro de la industria alimentaria, en la fabricación de envases con plástico reciclado y fue el primero en diseñar envases de PET comprimibles para que ocupen menos espacio en los contenedores amarillos, incrementando así su eficacia de recogida en un 60% de peso por contenedor. Igualmente, el sector ha reducido el peso de sus tapones un 25%, ha aumentado el número de rotaciones en envases reutilizables y ha sido también pionero en la introducción de nuevos materiales que reducen al mínimo el impacto ambiental de sus envases (BIOPET, plástico de origen vegetal). Igualmente, el sector se encarga de proteger encarecidamente los recursos naturales donde se desarrolla su actividad, garantizando el equilibrio natural de los manantiales subterráneos y cuidando el entorno que los rodea.

Por ello, tal y como señalaba el Presidente de Aneabe, “para la Asociacón Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas, el Compromiso Voluntario Medioambienal que hoy firmamos, va más allá del mero cumplimiento de la legislación medioambiental y es continuación de las políticas de Buenas Prácticas y de las mejoras industriales llevadas a cabo por las empresas de aguas envasadas durante los últimos años”.

Ello no hace más que constatar que la protección medioambiental y la sostenibilidad de la industria son parte fundamental de la razón de ser del sector español de aguas envasadas.

facebooktwittergoogle_pluslinkedin