Hidratación, pilar básico de la nutrición

iuns2

Los datos de diferentes estudios demuestran que en la mayoría de países europeos una parte importante de la población bebe menos agua de la recomendada por la EFSA.

Esta es la principal conclusión del simposio "Recomendaciones para una adecuada ingesta de agua", celebrado ayer en el marco del XX Congreso Internacional de Nutrición (IUNS) en Granada. Gracias a este encuentro se ha compartido la importancia de beber agua en una cantidad suficiente y adecuada para el correcto funcionamiento del organismo.

Esta sesión, organizada por la EFBW con la colaboración del IIAS, ha contado con la presencia del Dr. Laurente Le Bellego, el Dr. Harris R. Lieberman, el Dr. Lawrence E. Armstrong, y el Dr. Stavros Kavouras, reconocidos expertos en materia de nutrición e hidratación.

Estos expertos internacionales han hablado sobre las guías que establecen una adecua ingesta de agua; así como de la ingesta de agua como pauta esencial para mantener las funciones físicas y cognitivas normales, así como de la termorregulación.

A raíz de las aportaciones de los expertos en este simposio, el IIAS quiere recordar la importancia de una correcta hidratación a la hora de llevar a cabo un estilo de vida saludable, ya que cuando estamos deshidratados disminuye nuestro rendimiento físico y cognitivo. En este sentido el Instituto ofrece las claves para estar bien hidratados.

  1. No esperar a tener sed para beber agua, ya que tener sed puede ser un síntoma de que empezamos a estar deshidratados.
  2. Debemos beber al menos 8 vasos de agua al día (1 en cada comida y otros 4 repartidos durante el resto del día) para reponer las pérdidas de agua del cuerpo, sobre todo si estamos expuestos a altas temperaturas.
  3. Beber agua antes, durante y después de realizar cualquier actividad física o deporte.
  4. Es aconsejable beber agua antes de salir de casa y llevar una botella de agua mineral al ir a la calle, así podremos hidratarnos en cualquier momento y lugar.
  5. Si hay niños o ancianos a nuestro cargo, es bueno ofrecerles agua a menudo, ya que no siempre saben alertarnos cuando sienten sed y son los principales grupos de riesgo expuestos a la deshidratación.
  6. Para mujeres embarazadas o en época de lactancia, se recomienda beber 3 litros de agua cada día.

Por último, recuerda que el agua mineral natural  es  un agua pura desde el origen y con una composición constante, que no se ve alterada en ningún momento por ningún tipo de tratamiento químico ni microbiológico.

facebooktwittergoogle_pluslinkedin