Irene Zafra, 20 años al frente de Aneabe

Irene Zafra

28/02/2011

Como os comentaba en la entrada anterior, dedicada especialmente al nombramiento de Francisco Vallejo, nuevo Presidente de Aneabe, la XXXIII Asamblea General de la Asociación celebrada este 2011 fue también una fecha especial para mí puesto que cumplo 20 años al frente de su Secretaría General.

Dos décadas llenas de novedades, cambios y esfuerzo en las que siempre he asumido mi cargo con dedicación e ilusión y orgullosa por desempeñar una labor con la que me siento muy comprometida. Esto ha sido posible gracias a la confianza que me ha dado conocer en detalle y seguir de cerca durante 20 años la impecable labor que llevan a cabo las empresas españolas de aguas envasadas.

Para mí es un honor trabajar para un sector que hace posible el consumo de un producto alimentario tan sano, saludable y natural como las aguas minerales y que las pone a disposición de los consumidores desarrollando una eficiente gestión medioambiental y empleando una gran dedicación y recursos a la sostenibilidad de su industria.

Echando la vista atrás, recuerdo como Aneabefue uno de los primeros sectores en interesarse por la puesta en marcha de medidas de protección de la naturaleza, teniendo siempre como máxima el cuidado y la protección de los entornos naturales que rodean sus manantiales. Además, las empresas de agua embotellada fueron también de las primeras en invertir por la implantación de sistemas que permitiesen una eficaz gestión medioambiental de los residuos de envases. Así, en 1997 las empresas de aguas envasadas a través de Aneabe y junto con otras entidades sensibilizadas con este tema, fundaron Ecoembalajes, sociedad responsable de la gestión medioambiental de los residuos de envases a nivel nacional.

Durante todos estos años, he sido testigo también del importante esfuerzo que realiza el sector de las aguas envasadas para adoptar una tecnología cada vez más avanzada, que les permita mantener inalterable la personalidad de las aguas minerales naturales desde que se encuentran en el manantial hasta que llegan a manos del consumidor. Llevan a cabo una total dedicación para preservar la composición y pureza original de cada agua mineral natural, haciendo posible que pueda ser disfrutada con todas las propiedades y pureza que presenta en la Naturaleza, sin haber recibido ningún tratamiento de desinfección para su consumo.

Igualmente, he podido comprobar cómo las empresas de aguas envasadas han apostado siempre por invertir recursos y esfuerzos en proyectos de Investigación y Desarrollo (I+D). Esto ha hecho posible la utilización de envases y embalajes adaptados siempre a las necesidades de los consumidores y cada vez más ligeros y eficientes, así como la optimización del resto de recursos y materiales empleados por la industria.

Sin embargo, a pesar de todos los logros conseguidos ya hasta el momento, me satisface también poder afirmar que las empresas seguirán invirtiendo recursos y esfuerzos en I+D, puesto que somos conscientes de que en la investigación y el conocimiento está el futuro de un sector que, como el nuestro, lleva años dedicando su tiempo y trabajo en poner a disposición de los consumidores unas aguas únicas a través del desempeño de una labor impecable.

Por último, quiero destacar en estas líneas mi agradecimiento a las empresas asociadas por la confianza que han depositado en mí a lo largo de todos estos años durante el desempeño de mi trabajo. Asimismo, quiero dar también las gracias a Mª Luisa Gallego, Maite Carbonell, Raquel Delgado y Raquel Zapatera, equipo que también conforma la Secretaría General de Aneabe y del que me siento muy orgullosa, ya que puedo decir que formamos una pequeña familia a la que le encanta su trabajo y que lo desarrollamos con entusiasmo y ánimo de superación.

facebooktwittergoogle_pluslinkedin