La importancia del agua envasada en caso de emergencia

agua

Una persona puede sobrevivir sólo de tres a cinco días sin agua. Esto es porque  cada órgano en el cuerpo necesita agua para seguir viviendo. La supervivencia  del riñón, el corazón y la pureza de la sangre dependen de la ingesta adecuada de agua. Pero, qué sucede cuando en situaciones de emergencia o desastres naturales no tenemos acceso a ella.

Las situaciones de emergencia o los desastres naturales son sucesos que afectan al funcionamiento de las estructuras básicas de una comunidad y que necesitan ser atendidas por organismos especializados.

La importancia del acceso  seguro y de calidad al agua en caso de emergencia

Uno de los principales problemas que surgen es el suministro de agua de la red, originando un grave riesgo sanitario para la población afectada. Las infraestructuras que aseguran el acceso al agua de la red con garantía y seguridad para la salud humana se ven afectadas, por lo que, sobre todo en casos como éste, tener un abastecimiento de agua seguro y de calidad, así como disponer de las suficientes reservas de agua envasada es fundamental.

El agua es un elemento fundamental en cualquier situación de la vida, y el envase la protege y hace posible su transporte y almacenamiento. En situaciones de emergencia, precisamente estas cualidades juegan un papel esencial, ya que es imprescindible hacer llegar agua a los ciudadanos, en momentos en los que la red de suministro no está disponible.

Al tratarse de un producto alimentario, las aguas envasadas están sometidas a una legislación muy estricta en materia de higiene y seguridad alimentaria, que garantizan el mantenimiento de su pureza y de sus propiedades y características esenciales, pudiendo consumirse de forma segura.

Es precisamente el envase de Agua Mineral el que permite que llegue al consumidor con las mismas propiedades saludables y la misma pureza con la que se encuentra en la naturaleza, proporcionando un suministro vital de agua y convirtiéndose en un elemento fundamental en situaciones de emergencias, desastres naturales o donde el suministro de agua potable ha sido cortado o está contaminada, ya que evita el riesgo de determinadas enfermedades ligadas con la toma de agua, que no reúne las condiciones sanitarias adecuadas.

Por este motivo, tenemos que ser conscientes de la importancia de disponer de un agua que nos ofrece las máximas garantías, no solo para una hidratación adecuada y saludable en todo momento y lugar, sino también, como es en el caso de los desastres naturales o situaciones de emergencia, de un producto básico para nuestra supervivencia.

Es por ello que en su compromiso permanente de contribuir activamente a generar un entorno mejor para todos, el sector de las aguas minerales junto a Cruz Roja Española constituyeron el primer Banco de Agua Solidario para abastecer a la población afectada por catástrofes naturales de agua mineral, que permita garantizar el abastecimiento de agua a los núcleos de población afectados mientras no se restablezca la red potable de agua.

     
facebooktwittergoogle_pluslinkedin