Programa Fifty-Fifty para combatir la obesidad y el sedentarismo

fifty-fifty

Fuente: www.msssi.gob.es

Según datos de la última Encuesta Nacional de Salud de 2012, el 54% de los españoles adultos presenta exceso de peso y el 42% es sedentario”. Para invertir esta tendencia, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), la Fundación SHE y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) han firmado un Convenio Marco para poner en marcha el programa Fifty-Fifty, una iniciativa de intervención en salud comunitaria, cuyo objetivo es capacitar a la población adulta entre 25 y 50 años con algún factor de riesgo cardiovascular (obesidad, tabaquismo, sedentarismo e hipertensión arterial) en la adquisición y seguimiento de hábitos de vida saludables.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dña. Ana Mato destacaba que prevenir la obesidad e invertir su tendencia “es uno de los más importantes desafíos de salud pública que tenemos que afrontar”. Aunque ha reconocido que “es muy difícil cambiar los hábitos en los adultos”, ha resaltado que con pocos cambios en el estilo de vida, como por ejemplo haciendo una alimentación adecuada, variada, y con menos calorías y más ejercicio físico, se puede “conseguir tener vidas más sanas”.

Paralelamente, se ha firmado un convenio de colaboración específico como adenda al citado Convenio marco con cada uno de los siete municipios participantes en el desarrollo de esta experiencia piloto, todos ellos integrados en la Red Española de Ciudades Saludables, que se ha puesto en marcha en septiembre (Barcelona, Cambrils (Tarragona), Guadix (Granada), Manresa (Barcelona), Molina de Segura (Murcia), San Fernando de Henares (Madrid) y Villanueva de la Cañada (Madrid). El programa Fifty-Fifty se inició en 2012 con la hipótesis de que “si se capacita a los adultos en conocimientos, habilidades y actitudes sobre un estilo de vida saludable, entre iguales, mejoraran sus hábitos de salud integral y el autocontrol de los factores de riesgo”. Tras la evaluación de dicha experiencia, se puede determinar que los participantes modificaron sus rutinas diarias, mejoraron sus hábitos de salud y algunos de sus factores de riesgo.

El agua mineral responde perfectamente a las pautas de hábitos de vida saludables, por ser un producto sano y natural, que llega a nosotros tal cual está en la naturaleza y que puede aportarnos numerosos beneficios para la salud.

De la misma forma, expertos del Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) señalan que el agua es una bebida indispensable ya desde la infancia, cuya consumo habitual indica un hábito de vida saludable que previene el sobrepeso, uno de los principales factores de riesgo cardiovascular.

facebooktwittergoogle_pluslinkedin