Rendimiento cognitivo, hidratación y agua mineral natural, un trío ganador

Rendimiento cognitivo, hidratación y agua mineral natural

En situaciones en las que se necesita un esfuerzo mental intenso y en las que se requiere un alto nivel de concentración, el IIAS recomienda beber agua frecuentemente para que el rendimiento cognitivo no se vea mermado. En este sentido, llevar con nosotros una botella de agua mineral natural, nos recordará la necesidad de beber agua a menudo.

Lo afirma el informe científico sobre Rendimiento cognitivo, hidratación y agua mineral natural que ha publicado recientemente el Instituto de Investigación de Agua y Salud.

Jesús Román Martínez, Secretario General del Comité Científico del IIAS y la psicóloga Silvia Álava, autores de este informe,  analizan la evidencia científica existente acerca de la influencia de la hidratación en el rendimiento cognitivo. Entre sus principales conclusiones informe se destaca que:

  • Hay estudios que señalan que la deshidratación provoca una caída de la capacidad de concentración en un 15% y una disminución de la memoria a corto plazo del 10%.
  • Una deshidratación del 2% puede acarrearnos pérdida momentánea de memoria y disminución de la atención. Con una pérdida de agua del 3% podemos sufrir fuertes dolores de cabeza, alteraciones en la destreza y desorientación temporal y espacial.
  • La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) declaró en 2011 que está bien establecida la relación entre la ingesta de agua y el mantenimiento de las funciones cognitivas y físicas normales.
  • Los requerimientos hídricos del organismo pueden ser cubiertos perfectamente ingiriendo agua mineral natural, la cual garantiza su pureza, es bacteriológicamente sana, está libre de tratamientos químicos para su consumo y mantiene una composición mineral constante.

 

Para el profesor Jesús Román, “Es muy importante cubrir diariamente nuestros requerimientos hídricos y beber, en cantidad suficiente, agua mineral natural, porque es un agua que está libre de tratamientos químicos y tiene una composición mineral constante visible en su etiqueta”.

Por su parte, para la psicóloga Silvia Álava, del centro de Psicología Álava Reyes, “un 2% o más de deshidratación hace que nuestra memoria, atención y tiempo de reacción disminuyan. Por eso, en momentos de rendimiento cognitivo intenso, es esencial que nos hidratemos correctamente con agua. Por ejemplo, trabajar o estudiar con una botella de agua mineral natural al lado, nos ayudará a mantener la concentración”.

Por eso, ahora que estamos en fechas de exámenes, desde Aneabe os queremos recordar que la botella de agua mineral puede convertirse en el mejor aliado de vuestras neuronas para ponerlas a trabajar a pleno rendimiento. Así que, ¡mucha agua y mucho ánimo!

facebooktwittergoogle_pluslinkedin