Compromiso del sector

Compromiso del sector

La sensibilización por proteger el Medio Ambiente ha caracterizado siempre al sector de las aguas minerales. Esto se pone de manifiesto con una correcta gestión de sus empresas para cuidar el entorno natural de los acuíferos y garantizar la sostenibilidad de un recurso renovable como las aguas minerales. Todo, con el objetivo de que lleguen al consumidor tal y como se encuentran en la Naturaleza, conservando toda su pureza y propiedades saludables.

La producción de aguas minerales en España representa tan sólo el 0,03% de los recursos hídricos subterráneos. Recursos que el sector gestiona de forma sostenible, preservando y asegurando el equilibrio natural de los manantiales en calidad y cantidad. Esto significa, por un lado, que sólo se extrae del acuífero la cantidad que realmente se va a envasar para el consumo, respetando el caudal de aprovechamiento concedido en cada caso por las autoridades mineras a cada industria. Además, por imperativo legal, la zona de captación (denominada perímetro de protección y también concedido por las autoridades mineras) ha de estar absolutamente protegida. Así, cada empresa envasadora se responsabiliza de preservar y asegurar la pureza original del acuífero y de su entorno.

El sector trabaja también constantemente en la introducción de medidas para la prevención de residuos de envases como, por ejemplo, la reducción progresiva de la cantidad de material utilizado en la fabricación de los mismos. Todos los envases y embalajes utilizados por el sector son 100% reciclables, cada vez más ligeros e incorporan cada vez una mayor tasa de plástico (PET) reciclado para su fabricación. Actualmente ya se recicla el 90% de botellas de PET, según datos de ECOEMBES y el sector trabaja constantemente por mejorar sus tasas de reciclado. De hecho, el sector participa en ECOVIDRIO y Ecoembalajes, entidad de la que ANEABE fue socio fundador, para gestionar su reciclaje y posterior valorización.

Como resultado de este compromiso medioambiental, desde la década de los 80, la industria del agua mineral viene poniendo en marcha una serie de medidas y actividades, con el objetivo de alcanzar un desarrollo sostenible, cuidando y respetando siempre el entorno natural donde se encuentran los manantiales.

Compromisos Medioambientales Voluntarios del Sector

Con el ánimo de seguir contribuyendo a la mejora del Medio Ambiente, el sector de aguas minerales, representado por su asociación, ANEABE, firmó en 2012 un pionero Compromiso Medioambiental “2015 Naturalmente” con el entonces Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA). De esta forma, la industria sumaba sus fuerzas para alcanzar en 2015 unos objetivos, que iban más allá de las exigencias establecidas en el marco regulatorio nacional y europeo: la gestión medioambiental de los envases, la reducción de energía, la disminución del consumo de agua industrial y la protección del entorno.

Tras el cumplimiento de esos objetivos, el Sector se propuso seguir avanzando e incorporar los principios que sustentan el modelo de una Economía Circular a su Estrategia Medioambiental, manifestando su firme rechazo al modelo de “producir, usar y tirar”. Con esa aspiración y sensibilidad por conservar la Naturaleza, ANEABE se unió a finales de 2017 al “Pacto por una Economía Circular: El compromiso de los agentes económicos y sociales 2018-2020” impulsado por la Administración, así como en 2018 al “Compromiso voluntario Medioambiental Europeo” promovido por la Federación Europea de Aguas Envasadas (EFBW).

Además de contribuir con este compromiso europeo, el sector español de aguas minerales, convencido de que es fundamental actuar en el presente y aunar esfuerzos para avanzar hacia un modelo económico cada vez más sostenible, fuerte y sólido, ha decidido dar un paso más y renovar el Compromiso Medioambiental ya alcanzado en 2015, suscribiendo el nuevo “Compromiso de Sostenibilidad Ambiental y Circularidad de las Aguas Minerales, 2030 Naturalmente”, que contempla nuevos ámbitos de actuación. Así, el Sector se compromete al cumplimiento de ambiciosos objetivos en materia de envases y embalajes, energía, huella de carbono, agua y movilidad sostenible y protección de la biodiversidad,  que van, nuevamente, más allá de lo que se establece en el marco jurídico nacional y europeo.

 
facebooktwittergoogle_pluslinkedin