Correcta gestión de los residuos

Por un mínimo impacto

El envase es la vía para que el consumidor pueda disfrutar, en cualquier momento y lugar del agua mineral con garantías de seguridad alimentaria, posibilitando que el producto mantenga intactas sus propiedades originales. Además constituye un soporte físico para informar al consumidor de su lugar de procedencia y su composición química a través de su etiqueta.

ANEABE, como socio fundador de ECOEMBES, trabaja a través de esta organización para definir una correcta gestión de los envases y ha colaborado de forma activa en la implantación de la Ley de Envases y Residuos de Envases, que regula la adecuada gestión de los residuos por parte de las empresas a través de la financiación de los puntos verdes.

Además, tal y como señala ECOEMBES con datos de 2009 los envases de agua mineral suponen una proporción mínima dentro del universo de productos envasados, significando:

    • apenas el  2% de los envases generados en España

 

    • sólo un 0,7% de los residuos urbanos

 

  • y únicamente un 0,1% del total de residuos generados de cualquier actividad económica

No obstante, el sector del agua mineral continúa trabajando para alcanzar el mínimo impacto ambiental posible. Debido a ello, los envases de agua mineral natural que se ponen en el mercado suponen sólo el 6% sobre el total de envases declarados a ECOEMBES.

Envases sostenibles

El sector del agua envasada es uno de los pocos que pone en el mercado envases reutilizables y ha sido pionero en diseñar envases de PET comprimibles para que ocupen menos espacio en los contenedores amarillos.  Ello supone una mejora en la eficiencia de la recogida del contenedor de un 60%.

Asimismo, el sector sólo emplea envases y embalajes 100% reciclables y ha sido pionero en la industria alimentaria en la fabricación de envases con plástico reciclado. En este sentido, la industria del agua envasada es precursora en España de proyectos de investigación para el uso de PET reciclado en sus envases, proyectos que cuentan con el respaldo y la financiación del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, dentro del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica correspondiente a los años 2008-2011. El proyecto, que cuenta con la participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se llevó a cabo en el Centro Nacional de Tecnología Alimentaria (CNTA) de San Adrián, en Navarra.

El sector trabaja constantemente por su sostenibilidad y ha conseguido grandes logros en los últimos años en materia de envases:

    • El sector del agua envasada ha conseguido reducir el material utilizado en la fabricación de sus envases y embalajes en más de un 40% durante los últimos años. Sólo esta medida, ha supuesto ya un ahorro de 800 t de PET.

 

    • Actualmente cuenta con los envases más ligeros del mercado (tan sólo 27 g de peso medio por envase, de una botella de 1,5 litros, el envase más utilizado por el sector).

 

    • Ha reducido el peso de los tapones un 25%. Esto supone un ahorro de 2 t de PET o el equivalente a 1 millón de tapones.

 

  • Ha aumentado el número de rotaciones en envases reutilizables y utiliza envases estriados (permitiendo una mayor compactación).
  • Actualmente se han reciclado ya casi un 75% de los residuos de envases (2 de cada 3 envases).

Impulsando el reciclaje

ANEABE contribuye a financiar la gestión medioambiental colaborando de forma activa en la gestión de residuos. Participó muy activamente en la implantación de la Ley de Envases y Residuos de Envases que regula que las empresas se ocupen de una gestión adecuada de los mismos mediante su contribución económica (Punto Verde) a un sistema integrado de gestión (ECOEMBES). Así, todos los envases utilizados por la industria del agua envasada cumplen estrictas condiciones medioambientales en prevención, reutilización y reciclaje.

ANEABE impulsó hace más de 10 años la creación de ECOEMBES, de la que es socio fundador.  De esta forma, cada una de las empresas asociadas a ANEABE contribuye a la financiación de este Sistema Integrado de Gestión con la aportación de una tarifa (Punto Verde) por cada envase puesto en el mercado. Esta aportación para financiar la correcta gestión medioambiental de los envases supone una inversión anual del sector de las aguas envasadas de, aproximadamente, 40 millones de €.

El esfuerzo realizado por el sector es enorme. No hay que olvidar que el agua envasada es un producto con un precio de venta al público muy bajo y con unos márgenes muy reducidos, por lo que la incidencia del Punto Verde en los resultados de las empresas en muy relevante. Pero este enorme esfuerzo está dando óptimos resultados, ya que, por ejemplo, en el caso del PET, se ha conseguido reciclar un 48% más de lo que marca la directiva europea para 2008. Pero hay más ejemplos:

  • Desde 1998 se han reciclado más de 10,5 millones de toneladas, lo que supone un ahorro de recursos con los consiguientes beneficios medioambientales:
    • Energía: 11,9 millones de MWh (consumo anual en España de 1,1 millón de habitantes).
    • Agua: 282 millones de m3 (consumo anual de 5,1 millones de habitantes).
    • Emisiones: 10,3 millones de toneladas equivalentes de C02.
  • Posteriormente el PET reciclado es utilizado por industrias como la textil o para la fabricación de flejes, cuerdas y otras botellas de agua.
facebooktwittergoogle_pluslinkedin